PRODUCTOS

Sal para nutrición animal

La venta de sal está destinada a múltiples usos, entre ellos el de ser un componente esencial de la dieta del ganado.

sal para nutrición animal
Nuestras Sales Agroalimentarias

Sal para Nutrición Animal

El cloruro de sodio, es decir, la sal normal, es un mineral que aporta nutrición en las cantidades recomendadas. Entre otras muchas cosas, estimula el apetito de los animales y regula el equilibrio de los líquidos en los organismos.

Mechanical Engineering
Flexible manufacturing

La sal para la nutrición animal puede administrarse de dos formas: mezclada ya en los piensos (forrajes ensilados) o directamente, en bloques de sal colocados en los prados, que los animales lamen.

1200
+

Expert Employed

1500
+

Haappy Clients

350
+

Awards Wining

15800
+

HAPPY CLIENT

Nuestras ventajas

Sal para Nutrición Animal

pirenosal-variedad-sal-industrial-del-pirineo-primera-calidad
Contacta con nosotros
Te proporcionamos las mejores soluciones y productos
Nuestras ventajas
Poporcionamos productos de primera calidad
pirenosal-empresa-huesca-sal-industrial-pirineo-primera-calidad

Desde la antigüedad se conocen los beneficios de añadir sal al alimento de los animales, los nutre, promueve el aumento de peso y una salud más robusta. Si no se agrega sodio al alimento del ganado, se puede presentar una seria deficiencia de este mineral en ovinos y vacunos.

Se cree incluso que la sal pudo haber contribuido a la domesticación de algunas especies, pues estos animales muestran una preferencia marcada por la sal, que no se encuentra naturalmente, sino combinada con otros componentes, formando sales solubles en agua. 

Las funciones nutricionales que cumple la sal industrial en el ganado son variadas, y van desde controlar el metabolismo y mantener la presión osmótica hasta regular el equilibrio ácido-base.

En los bovinos, la deficiencia de sodio se manifiesta sobre todo en las vacas en lactación, ya que mediante la leche se produce un drenaje importante (la leche tiene alrededor de 0,6 g Na/litro), y en vacunos de crecimiento acelerado, pues estos no cuentan con reservas en su organismo.

Si las raciones de sodio son insuficientes, el organismo retendrá lo que tiene y se eliminará en menor cantidad a través de la orina; y si la insuficiencia se vuelve crónica, el animal puede presentar un apetito inhabitual por la sal, y tenderá a ingerir sustancias extrañas, como tierra, huesos, maderas o trozos de hierro.

Paulatinamente el ganado se enferma y debilita, presentando una rápida pérdida de peso y una disminución notable en la producción de leche. Pero al proporcionar sal en el alimento, todas estas cosas se corrigen con prontitud.

Abrir chat